Viaje en moto en vacaciones, ¿qué tal te suena?

No se puede negar que un viaje en moto nos permite ver paisajes increíbles, explorar destinos nuevos, conocer nuevos amigos y, como se acerca una época del año donde muchas personas aprovechan para sacar vacaciones, vamos a dejar aquí unas rutas sencillas que puedes hacer, inclusive, en un fin de semana.

Viaje en moto
Viaje en moto

Viaje en moto por rutas tradicionales.

La topografía de nuestro país es muy variada y, en un viaje en moto, encontrarás que unas rutas son mucho más complicadas de recorrer que otras.

Aquí te dejamos unos destinos a los que puedes ir sin tener que preocuparte mucho por la complejidad de la ruta:

Antioquia

Este departamento tiene algo positivo y es que los pueblos son relativamente cercanos los unos a los otros, por lo que en un fin de semana se pueden conocer 4 o más municipios.

En el suroeste puedes hacer un recorrido que pase por Amagá, Jericó, Venecia, Bolombolo, Andes y Jardín, enamorarte de los paisajes montañosos que éstos ofrecen, tomarte una buena taza de café y sacarte una foto en las emblemáticas iglesias de sus parques.

En el oriente puedes ir a ver la imponente y famosa piedra de El Peñol, disfrutar la vista del embalse de Guatapé e ir a refrescarte con un buen chapuzón en los conocidos ríos de San Rafael, San Carlos o San Luis.

Si quieres rutas con temperatura más altas, no dejes de ir al occidente: Sopetrán, San Jerónimo y Santa Fe de Antioquia te esperan.

Viaje en moto
Viaje en moto – Parque de Jardín

Eje Cafetero.

Definitivamente este es un destino imperdible para visitar en dos ruedas. Dese la rodada por Manizales, Santa Rosa de Cabal y Pereira, antójate de ir a Salento o a Finlandia o ve directamente hasta Armenia, Montenegro o La Tebaida. Permítete enamorarte de los atardeceres en medio de un cultivo de café o viendo la Palma de Cera, relájate con agua caliente en los termales, disfruta la aventura en el Parque Nacional del Café o vive el campo de cerca en Panaca.

Viaje en moto
Viaje en moto – Salento

Santander, Boyacá y Cundinamarca. 

Esta ruta tiene un terreno de mediana dificultad, pero para un viaje en moto es perfecta ya que ofrece mucha más aventura. En Santander, quédate perplejo mirando la inmensidad del Cañón del Chimocha, recorre las calles empedradas de Barichara o ve a recorrer los parques de Bucaramanga. Continúa rodando por las vías del departamento y llega hasta Boyacá donde te recibirá un clima frío. Ve a Tunja, Villa de Leyva, Ráquira o Tota, conoce las costumbres de los boyacos y maravíllate con los paisajes que aquí se ofrecen.

Toma la ruta que lleva hasta Bogotá y pásate por Zipaquirá, disfruta el parque temático Jaime Duque y desciende hasta la Catedral de Sal.

Viaje en moto
Cañón del Chicamocha
Viaje en moto
Catedral de Sal de Zipaquirá
Viaje en moto
Parque Jaime Duque

Viaja seguro: que nunca te falten las prendas de protección.

Si bien nosotros siempre te vamos a recomendar que lleves puesta una chaqueta de protección porque un accidente se puede presentar en cualquier lugar, para viajar en moto por carretera y por largos períodos de tiempo es imprescindible que estés bien equipado con elementos que te protejan. Un buen casco es primordial al igual que una chaqueta y un pantalón que tengan protecciones certificadas. Los guantes también son importantes ya que protegen tus manos de los rayos del sol, el frío, la lluvia y alguna eventual caída.

En Pigmalion puedes encontrar las mejores chaquetas de protección del mercado, las cuales cuentan con protecciones certificadas y te brindan seguridad, confort y estilo.

Evita contratiempos cuando vayas a viajar en moto: alístala para el viaje.

Si bien una moto requiere revisiones periódicas, es fundamental que cuando vayas a realizar un viaje en moto estés seguro que el vehículo no presenta ningún problema. Lleva tu moto a un taller para que le hagan todas las revisiones que requiere y la dejen “melita” para el viaje.

Adicional, sé precavido y adelántate a lo que pueda suceder en carretera, así que asegúrate de llevar contigo un kit básico que tenga lo siguiente:

  • Llave para desmontar llantas
  • Mini compresor de aire
  • Kit para despinchar neumáticos
  • Linterna
  • Destornilladores
  • Alicate
  • Llaves boca fija

También te recomendamos empacar los siguientes repuestos:

  • Neumáticos
  • Bujías
  • Bombillos (tanto para el faro, el stop y las direccionales)
  • Repuesto de guayas
  • Reserva de aceite

Otra cosa que debes tener clara es cuántos kilómetros vas a recorrer y cuántas tanqueadas, en promedio, va a necesitar tu moto.

Ahora sí, lo único que hace falta es que pidas vacaciones, programes un buen grupo de amigos moteros para que se unan a tu aventura y, teniendo en cuenta las recomendaciones anteriores, salgan a rodar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *